Categorías
Diccionario Contable

¿Qué es la contabilidad?

La contabilidad es la práctica de registrar, clasificar e informar sobre las transacciones comerciales de una empresa. Proporciona información a la administración sobre los resultados financieros y la situación de una organización. A continuación se indican las principales tareas de contabilidad.

Registro

El registro de las transacciones comerciales suele comprender varias operaciones clave que se realizan de manera repetitiva, a saber, la emisión de facturas de clientes, el pago de facturas de proveedores, el registro de entradas de efectivo de clientes y el pago a empleados. De estas tareas se encargan el empleado de facturación, el empleado de cuentas por pagar, el cajero y el empleado de nóminas, respectivamente.

También hay una serie de operaciones comerciales que no son de carácter repetitivo, por lo que requieren el uso de asientos para registrarlas en los registros contables. Es muy probable que el contador de activos fijos, el empleado del libro mayor y el contador de impuestos participen en el uso de los asientos.

Clasificación

Los resultados de los esfuerzos de los contables anteriores se acumulan en un conjunto de registros contables, de los cuales el documento de resumen es el libro mayor. El libro mayor consta de varias cuentas, cada una de las cuales almacena información sobre un tipo de transacción particular, como ventas de productos, gastos de depreciación, cuentas por cobrar, deuda, etc. Ciertas transacciones de gran volumen, como las facturas de los clientes, pueden almacenarse en un libro auxiliar, y sólo sus totales se trasladan al libro mayor. Los saldos finales del libro mayor pueden modificarse con asientos de ajuste cada mes, principalmente para registrar los gastos incurridos pero aún no registrados.

La información del libro mayor se utiliza para derivar estados financieros, y también puede ser la fuente de alguna información utilizada para los informes de gestión interna.

Presentación de informes

Los aspectos de la contabilidad relativos a la presentación de informes son considerables, por lo que se han dividido en áreas de especialización más pequeñas, que son

Contabilidad financiera. Esta área es competencia del contador del libro mayor, del controlador y del jefe de finanzas, y se ocupa de la acumulación de las transacciones comerciales en los estados financieros. Estos documentos se presentan sobre la base de conjuntos de normas conocidas como marcos contables, de los cuales los más conocidos son los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP) y las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

Contabilidad de gestión. Esta área es competencia del contador de costos y del analista financiero, que investigan formas de mejorar la rentabilidad de un negocio y presentan sus resultados a la gerencia. Sus informes pueden derivarse del sistema principal de cuentas, pero también pueden incluir sistemas de acumulación de datos por separado, como ocurre con los sistemas de costos basados en actividades. La contabilidad de gestión no se rige por ningún marco contable; la estructura de los informes que se entregan a la dirección se adapta a las necesidades de la empresa.

En resumen, la contabilidad implica cada una de las tareas anteriores: registro, clasificación y presentación de informes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *