Categorías
Diccionario Contable

¿Qué es el periodo de reembolso? Método y fórmula

El período de reembolso es el tiempo necesario para recuperar la cantidad invertida en un activo a partir de sus corrientes de efectivo netas. Es una forma sencilla de evaluar el riesgo asociado a un proyecto propuesto. Se considera que una inversión con un período de reembolso más corto es mejor, ya que el desembolso inicial del inversionista corre el riesgo de que se produzca durante un período de tiempo más corto. El cálculo utilizado para derivar el período de reembolso se denomina método de reembolso. El período de amortización se expresa en años y fracciones de años. Por ejemplo, si una empresa invierte 300.000 dólares en una nueva línea de producción, y la línea de producción produce entonces un flujo de caja positivo de 100.000 dólares al año, entonces el período de reembolso es de 3 años (300.000 dólares de inversión inicial ÷ 100.000 dólares de reembolso anual).

La fórmula para el método de recuperación es simplista: Dividir el desembolso de efectivo (que se supone que se produce en su totalidad al comienzo del proyecto) por el importe de la entrada neta de efectivo generada por el proyecto por año (que se supone que es la misma en cada año).

Ejemplo de período de reembolso

Alaskan Lumber está considerando la compra de una sierra de cinta que cuesta 50.000 dólares y que generará 10.000 dólares anuales de flujo de caja neto. El período de recuperación de esta inversión de capital es de 5 años. Alaska también está considerando la compra de un sistema de transporte por 36.000 dólares, que reducirá los costos de transporte del aserradero en 12.000 dólares al año. El período de recuperación de esta inversión de capital es de 3 años. Si Alaska sólo dispone de fondos suficientes para invertir en uno de esos proyectos, y si sólo utilizara el método de reembolso como base para su decisión de inversión, compraría el sistema de transporte, ya que tiene un período de reembolso más corto.

Ventajas y desventajas del método de reembolso

El período de amortización es útil desde la perspectiva del análisis de riesgos, ya que da una idea rápida de la cantidad de tiempo que la inversión inicial estará en peligro. Si se analizara una posible inversión utilizando el método de la recuperación de la inversión, se tendería a aceptar las inversiones que tuvieran períodos de recuperación rápidos y a rechazar las que tuvieran períodos más largos. Tiende a ser más útil en las industrias en las que las inversiones se vuelven obsoletas muy rápidamente, y en las que, por lo tanto, un retorno completo de la inversión inicial es una preocupación seria. Aunque el método de recuperación de la inversión se utiliza ampliamente debido a su sencillez, adolece de los siguientes problemas:

Duración de la vida del activo. Si la vida útil de un activo expira inmediatamente después de que éste devuelve la inversión inicial, entonces no hay oportunidad de generar flujos de efectivo adicionales. El método de reembolso no incorpora ninguna hipótesis sobre la vida útil de los activos.

Flujos de efectivo adicionales. El concepto no considera la presencia de ningún flujo de efectivo adicional que pueda surgir de una inversión en los períodos posteriores a la amortización total.

Complejidad de la corriente de efectivo. La fórmula es demasiado simplista para tener en cuenta la multitud de corrientes de efectivo que realmente surgen con una inversión de capital. Por ejemplo, las inversiones de efectivo pueden ser necesarias en varias etapas, como los desembolsos de efectivo para actualizaciones periódicas. Además, las salidas de efectivo pueden cambiar considerablemente con el tiempo, variando según la demanda de los clientes y el grado de competencia.

Rentabilidad. El método de reembolso se centra únicamente en el tiempo necesario para amortizar la inversión inicial; no hace ningún seguimiento de la rentabilidad final de un proyecto. Así pues, el método puede indicar que un proyecto que tiene un plazo de amortización corto pero sin rentabilidad global es una mejor inversión que un proyecto que requiere una amortización a largo plazo pero que tiene una rentabilidad sustancial a largo plazo.

Valor del dinero en el tiempo. El método no tiene en cuenta el valor del dinero en el tiempo, en el que el efectivo generado en períodos posteriores vale menos que el efectivo ganado en el período actual. Una variación de la fórmula del período de reembolso, conocida como fórmula de reembolso descontado, elimina esta preocupación al incorporar en el cálculo el valor del dinero en el tiempo. Otros métodos de análisis de la presupuestación del capital que incluyen el valor temporal del dinero son el método del valor actual neto y la tasa interna de rendimiento.

Orientación de los activos individuales. Muchas compras de activos fijos están diseñadas para mejorar la eficiencia de una sola operación, lo que es completamente inútil si hay un cuello de botella de proceso situado aguas abajo de esa operación que restringe la capacidad de la empresa para generar más producción. La fórmula del período de amortización no tiene en cuenta la producción de todo el sistema, sino sólo de una operación específica. Por lo tanto, su uso se da más a nivel táctico que a nivel estratégico.

Promedio incorrecto. El denominador del cálculo se basa en el promedio de las corrientes de efectivo del proyecto a lo largo de varios años, pero si las corrientes de efectivo previstas se encuentran en su mayor parte en la parte de la previsión más lejana en el futuro, el cálculo arrojará incorrectamente un período de reembolso demasiado pronto. El siguiente ejemplo ilustra el problema.

Método de reembolso Ejemplo #2

ABC International ha recibido una propuesta de un gerente, en la que se pide que se gasten 1.500.000 dólares en equipo que dará lugar a entradas de efectivo de acuerdo con el siguiente cuadro:

Año Flujo de efectivo
1 +150,000
2 +150,000
3 +200,000
4 +600,000
5 +900,000
Se prevé que el total de las corrientes de efectivo durante el período de cinco años será de 2.000.000 de dólares, lo que supone un promedio de 400.000 dólares anuales. Cuando se divide en la inversión original de 1.500.000 dólares, esto resulta en un período de recuperación de 3,75 años. Sin embargo, el examen más breve de los flujos de efectivo proyectados revela que los flujos están muy ponderados hacia el final del período de tiempo, por lo que los resultados de este cálculo no pueden ser correctos.

En su lugar, el analista financiero de la empresa realiza el cálculo año por año, deduciendo los flujos de efectivo en cada año sucesivo de la inversión restante. Los resultados de este cálculo son:

Año Flujo de efectivo Efectivo neto invertido
0 -$1,500,000
1 +$150,000 -1,350,000
2 +150,000 -1,200,000
3 +200,000 -1,000,000
4 +600,000 -400,000
5 +900,000 0

El cuadro indica que el período de reembolso real se sitúa entre el cuarto y el quinto año. Hay 400.000 dólares de inversión aún por pagar al final del 4º año, y hay 900.000 dólares de flujo de caja proyectados para el 5º año. El analista asume la misma cantidad mensual de flujo de caja en el año 5, lo que significa que puede estimar que el reembolso final será de sólo 4,5 años.

Resumen

El método de reembolso no debe utilizarse como único criterio para la aprobación de una inversión de capital. En su lugar, considere la posibilidad de utilizar los métodos del valor actual neto o la tasa interna de rendimiento para incorporar el valor temporal del dinero y flujos de efectivo más complejos, y utilice el análisis de rendimiento para ver si la inversión realmente impulsará la rentabilidad general de la empresa. Hay también otras consideraciones en una decisión de inversión de capital, como la de si el mismo modelo de activos debe comprarse en volumen para reducir los costos de mantenimiento, y si las unidades de menor costo y capacidad tendrían más sentido que un activo “monumental” costoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *