Categorías
Contabilidad

¿Qué es el cálculo de días de ventas pendientes?

Los días de ventas pendientes (DSO) es el promedio de días que las cuentas por cobrar permanecen pendientes antes de ser cobradas. Se utiliza para determinar la eficacia de los esfuerzos de crédito y cobro de una empresa para permitir el crédito a los clientes, así como su capacidad para cobrarles.

Cuando se mide a nivel de cliente individual, puede indicar cuándo un cliente tiene problemas de flujo de caja, ya que el cliente intentará estirar la cantidad de tiempo antes de pagar las facturas. La medición puede utilizarse internamente para vigilar el monto aproximado de efectivo invertido en las cuentas por cobrar.

No existe un número absoluto de días de ventas pendientes que represente una gestión excelente o deficiente de las cuentas por cobrar, ya que la cifra varía considerablemente según el sector y las condiciones de pago subyacentes. Por lo general, una cifra superior en un 25% a las condiciones estándar permitidas puede representar una oportunidad de mejora. Por el contrario, una cifra de días de ventas pendientes que se aproxime mucho a las condiciones de pago concedidas probablemente indica que la política de crédito de una empresa es demasiado estricta.

La fórmula para los días de ventas pendientes es:

(Cuentas por cobrar ÷ Ingresos anuales) × Número de días en el año

Como ejemplo del cálculo del DSO, si una empresa tiene un saldo medio de cuentas por cobrar de 200.000 dólares y ventas anuales de 1.200.000 dólares, entonces su cifra de DSO es:

($200,000 Cuentas por cobrar ÷ $1,200,000 Ingresos anuales) × 365 Días

= 60.8 días de ventas pendientes

El cálculo indica que la empresa necesita 60,8 días para cobrar una factura típica.

Una forma efectiva de usar la medición de los días de ventas pendientes es seguirla en una línea de tendencia, mes a mes. Al hacerlo, se muestra cualquier cambio en la capacidad de la organización para cobrar a sus clientes. Si un negocio es muy estacional, una variación consiste en comparar la medición con la misma métrica del mismo mes del año anterior; esto proporciona una base más razonable para la comparación.

Independientemente de la forma en que se utilice esta medición, recuerde que suele compilarse a partir de un gran número de facturas pendientes de pago, por lo que no proporciona ninguna información sobre la posibilidad de cobrar una factura específica. Por lo tanto, debe complementarse con un examen continuo del informe de cuentas por cobrar antiguas y las notas de cobro del personal de cobranza.

El DSO puede ser una medida útil para un adquirente. Puede buscar empresas con cifras inusualmente altas de DSO, con la intención de adquirir las empresas y luego mejorar sus actividades de crédito y cobranza. De esta manera, pueden despojar a las empresas adquiridas de parte del capital de trabajo, reduciendo así el monto del costo de adquisición inicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *